El 4º #FFdA de un servidor. Vamos allá!!

Llego bastante tarde, pero llego!!!! BUFFFF!!! 😉

Una vez más vamos con el #FFdA (Finde Fondo de Armario) ya en su 4ª edición y me parece que van a haber muchísimas más pues cada vez somos más los birreros que nos sumamos cada edición a esta magnífica iniciativa de Joan aka Birraire

Tengo que decir que la afición que me ha cogido por añejar cerveza es casi enfermiza, a raíz del #FFdA o sea que como algún día ingrese en algún centro psiquiátrico ya sabes Joan… 😛

Al lío, como propuesta nueva para este año Joan nos sugirió que contáramos donde guardamos nuestras birras, en nuestras casas. Tengo 3 sitios principalmente

  • Un bufete en el comedor, que no se que tiene pero se mantiene a una temperatura fresca, bastante igual durante todo el año y un espacio es de servidor :)
    Buffet Comedor

    Buffet Comedor

    Sigue leyendo

Nuevo espacio cervecero en Barcelona, Flor de Llúpol

Hace pocas semanas que abrió un nuevo espacio cervecero, en el barrio de Sant Andreu de Barcelona Flor de LLúpol , en el carrer Mateu Ferran 4, muy cerca de Gran de Sant Andreu

Flor de llúpol integra una amplia zona de tienda a la entrada del local, con unas 150 referencias y un muy acogedor espacio de degustación, al final del local,  con 4 grifos rotativos y una sugerente carta.

Si vas con niños, además, te encantará pues en la sala de degustación tienen una pizarra para que los más peques pinten en ella mientras los papis se toman una buena cerveza.

Visión de una de las partes de la tienda

Visión de una de las partes de la tienda

Como no podía ser de otra forma, como friki birrero que uno es, empecé a charlar con Juanjo quien me contó un poco más acerca de este nuevo proyecto que nace junto a su pareja Lorena. Días después vía mail me envío más detalladamente su historia, en forma de pequeña entrevista y el porqué de emprender en el mundo de la cerveza con Flor de Llúpol ¡Vamos con ella! Sigue leyendo

Historia de la cerveza V: Presente S.XXI

En el S.XXI vivimos en la era de la producción masiva, mantenemos un alto nivel de vida, todo gracias al icono estadounidense, la fábrica.

El consumo de cerveza en los países considerados tradicionalmente cerveceros va disminuyendo lentamente desde las últimas décadas del siglo XX debido a los cambios en los hábitos alimentarios de la población, la competencia con otras bebidas del mercado (como puede ser el vino) o la actitud social hacia las bebidas alcohólicas.

Se obtuvo por primera vez la secuencia genética de las levaduras saccharomices en 2004. Este descubrimiento permitió una mejor clasificación de las levaduras, así como mejoras en su funcionamiento mediante el empleo selección artifical. Las mejoras genéticas inducidas en la selección de levaduras afecta a las condiciones de fermentación y esto condiciona el sabor, la apariencia y la textura final de la bebida.

Levadura Saccharomyces cerevisiae

Levadura Saccharomyces cerevisiae

 

Debido a los avances de la ingeniería genética el trigo y la cebada, por otra parte se ve afectadas en las investigaciones realizadas en los alimentos transgénicos.

Sigue leyendo

Historia de la cerveza IV: S.XX (1901-2000)

La mayoría de las personas creen que la fábrica fue inventada por Henry Ford y el automóvil, pero fue la cerveza. El Dr, Quentin R. Skravec Jr, Profesor industrial en la Universidad de Findley, afirma que, “la producción de cerveza, revolucionó la industria estadounidense, realmente automatizó la producción, al menos diez años antes que Henry Ford.

En 1904, Michael Owens inventó la máquina automática para producir botellas. El primer producto que realizó, fue una botella de cerveza. Dicha máquina fue el invento de maquinaria más revolucionario del S.XIX. En primer lugar, significó el fin del trabajo infantil en seis o diez años, porque automatizó la industria del vidrio, que era la culpable principal del trabajo infantil de Estados Unidos en ese momento. No solo eso, sino que transformó el panorama económico para siempre, automatizó Estados Unidos diez años antes de que saliera de la cadena de fabricación el primer automóvil, en 1914. Compañías como Miller’s o Coors, adoptaron el sendero de la automatización.

Máquina automática de producción de botellas, de Michael Owens, 1904.

Máquina automática de producción de botellas, de Michael Owens, 1904.

Con la evolución de las industrias y la mejora en los procesos de elaboración de cerveza y su globalización, aparecen asociaciones de bebedores cerveceros, surgiendo los festivales de cerveza como transformación de los festivales agrícolas. Sigue leyendo

Historia de la cerveza III: La Revolución Industrial

La Revolución Industrial S.XIX (1801-1900)

En el S.XIX, la cerveza estaba enredada en los años más oscuros, la enfermedad, el enemigo más antiguo de la humanidad, hasta que la cerveza llegó al rescate.

La cerveza y la ciencia, van de la mano. La cerveza llevó a la ciencia a un descubrimiento tan importante, que estableció como pensamos sobre las enfermedades hoy en día. La cerveza es la base de la medicina moderna.

Todo comenzó en 1850, con el científico Louis Pasteur, él inventó la pasteurización. Normalmente las personas la relacionan con la leche, pero en realidad, el estaba estudiando la cerveza, que fue la primera bebida que fue pasteurizada  (un calentamiento rápido de la cerveza, destruiría las bacterias que hacían que la cerveza se pusiera amarga).

Louis Pasteur, 1822-1895.

Louis Pasteur, 1822-1895.

Sigue leyendo

Historia de la cerveza II: La cerveza en Europa y en Estados Unidos

La Europa del Neolítico

Los vestigios de cerveza más antiguos encontrados en Europa, datan del 3.000 a.c. época del neolítico, en la cueva de Can Sadurní (Begues), Barcelona, donde se hallaba una pequeña comunidad agraria y ganadera, donde había cierta actividad artesana. En dicha excavación se han encontrado una especie de silos de cebada, molinos y un recipiente cerámico de gran tamaño (50 litros) con restos de cerveza. “Es sorprendente. Creemos que en Can Sadurní no sólo se consumió cerveza hace cinco milenios -son los restos más antiguos localizados hasta ahora en Europa-, sino que posiblemente fue una auténtica factoría”, explica el profesor Jordi Juan Tresserras, del Programa de Arqueología de los Alimentos de la Universidad de Barcelona (UB).

Algo menos antigua se encuentra localizada en el valle de Ambrona, en Soria, donde se hallaron restos junto a ajuares funerarios de hace 4.500 años. En cualquier caso, la cerveza debió de ser una bebida muy popular entre los pueblos iberos y preiberos, como confirman más de 20 yacimientos repartidos por varias provincias, desde el yacimiento de Huecas, en Toledo a Tarragona o La Loma de la Tejería, en Teruel. “El vino, en cambio, no llegó a la península hasta el siglo VIII antes de Cristo”.

También se localizó con anterioridad restos de sedimentos de cerveza bien conservados del año 1.200 a.C., Edad de Bronce, en Genó (Lérida) que permitieron reconstruir y embotellar simbólicamente una cerveza prehistórica.

La reconstrucción ha permitido descifrar las características de las cervezas neolíticas: se elaboraban con cebada (o trigo) y por regla general, tenían mucha espuma, poco gas y alta graduación alcohólica (entre 8º y 10º, aunque no se consumían diluidas). Se parecían más a las actuales ale que a las tan habituales pilsen. Se cree que eran rubias, aunque el color sigue siendo un misterio porque el proceso de tueste no deja restos y a menudo se elaboraban con miel.

Comparado con nuestras cervezas, una de las características de las bebidas iberas y preiberas es que no utilizaban el lúpulo como fermentador, sino la artemisa, planta que además funcionaba como conservante. Para elaborar el mágico caldo, era necesario además unas grandes tinajas y un poco de arte.

La Europa Medieval S.V-XV (476-1492)

Las posibilidades de llegar a los 6 años, eran alrededor del 50%, por las guerras y las plagas, pero había otro asesino, el agua. Los ríos estaban contaminados, las aguas residuales, desembocaban en ellos, las curtiembres (curtidores) vertían sus desechos en los ríos, el agua quedaba completamente imbebible, si bebías el agua, enfermabas.

El Dr. Charlie Bamforth, profesor para la elaboración de cervezas en la Universidad de Davis, California, cree que la cerveza salvó millones de vidas en la Europa Medieval, ya que argumenta que “el proceso fundamental de elaboración de la cerveza, elimina los microorganismos, las bacterias que enferman a las personas”. Para ello, decidió hacer una cerveza medieval, cogió agua de un estanque de patos y la testearon, confirmando que en ella, se encontraba la bacteria fecal Escherichia coli que causan enfermedades serias. El agua del estanque estaba llena de estas bacterias. Utilizando una receta medieval de 1.000 años de edad, en un laboratorio moderno y utilizando el agua recogida en el estanque de patos, para su elaboración. Después de hervirla y dejarla fermentar durante una semana, volvieron a testear el agua, convertida en cerveza y vieron que no había rastros de la bacteria. Obviamente las bacterias fueron eliminadas al hervir durante el proceso de elaboración de la cerveza, pero los medievales no lo sabían y gracias a la ingesta de cerveza, en vez de agua, muchos de ellos pudieron sobrevivir.

Todo el mundo bebía cerveza, hacía el S.XVI, una persona podía beber unos 300 litros/año, cada hombre, mujer y niño. Eso son 6 veces más que en la actualidad.

Taberna medieval.

Taberna medieval.

Sigue leyendo