Historia de la cerveza I: Del Neolítico a Egipto

La cerveza es la bebida alcohólica más popular del mundo, 167 países fabrican más de 144.000 millones de litros al año. Hay muchas clases de cerveza en todo el mundo, desde las heladas cervezas rubias europeas, hasta las templadas “Ales” inglesas. Empezó siendo un producto casero y se convirtió en una industria que se extendió por todo el mundo. Ahora se ha cerrado el círculo, hay pequeñas industrias cerveceras locales que compiten con marcas globales gigantescas. La historia de la cerveza, es la historia de la civilización.

Del Neolítico a Egipto:

Durante los primeros 90.000 años, el ser humano era nómada, cazador, lo único por lo que tenía que preocuparse, era por la comida.

En el año 9.000 a.C. en el oriente medio, los cazadores, recolectores dejaron de deambular y empezaron a cultivar, cambiaron cuevas, por casas y crearon la primera civilización, los sumerios, en Mesopotamia,  fue el comienzo del mundo como lo conocemos, el ser humano dejó de ser nómada, convirtiéndose en sedentario, los historiadores lo llaman la Revolución Agrícola, pero la pregunta es, ¿porqué sucedió esto?.

La Revolución Agrícola, fue iniciada por la cebada. Durante años, los expertos supusieron que se utilizaba para hacer pan, pero ahora hay una teoría nueva. La revolución agrícola, está relacionada con la cerveza y la cerveza con la cebada. Para el nutricionista, el doctor Patrick Heiss, es un caso abierto y cerrado. La cebada fue domesticada para hacer cerveza. El arqueólogo Patrick McGovern, profesor de bioarqueología de la universidad de Pennsylvania, respalda la cebada para la teoría de cerveza, asegura que, “la razón por la que fue domesticada en el 9.000 a.C. es que la utilizaban para hacer cerveza”. La prueba, se encuentra en residuos de vasijas antiguas, procedentes de Hierakonpolis (Alto Egipto). A esta cerveza se le denomina históricamente como Nekhen-Hoffman (técnicamente una cerveza tipo “ale”), en la zona bousa (tal y como se elabora en la actualidad en Sudán). Este tipo de cerveza se consumía en los pueblos núbios y coptos del antiguo Egipto y su técnica de elaboración se ha preservado a lo largo del tiempo llegándose a consumir en el Egipto actual. Estas evidencias muestran que las primeras cervezas eran de tipo ale.

Dicho residuo era oxalato de calcio, esto demuestra que provenían de un recipiente que se utilizó originariamente para la cerveza. McGovern, encontró evidencias de cerveza, más de 3.000 años antes de que comenzase a hornearse pan.

El Dr. Patrick McGovern con jarras donde se encontraron residuos de oxalato de calcio, que prueba el contenido de cerveza.

El Dr. Patrick McGovern con jarras donde se encontraron residuos de oxalato de calcio, que prueba el contenido de cerveza.

A estas evidencias proporcionadas por el análisis de restos se añade la existencia del descubrimiento de tablillas de arcilla sumerias con inscripciones en escritura cuneiforme (datadas del cuadragésimo quinto año de la dinastía Shulgi de Ur en el 2050 adC), describiendo la recepción de una cerveza denominada alulu. La descripción realizada con gran detalle, firmada por el escriba sumerio Ur-Amma, agradeciendo la recepción y alabando las cualidades de este tipo de cerveza sumeria, supone ser una de las primeras evidencias escritas sobre la bebida.

Otras referencias sumerias a la bebida se encuentran en la  “Oda Ninkasi” era el nombre de la Diosa de la cerveza mesopotámica y la epopeya Babilónica “Gilgamesh” cuenta la historia de “Einkidu”, un hombre salvaje que llega a civilizarse por beber cerveza. Cuando la probó se puso de buen humor y se le iluminó la cara. Fue una experiencia única que la gente repetiría con mayor frecuencia. La comunidad se reuniría alrededor de un caldero, bebiendo a través de pajitas/cañas para filtrar los sedimentos, repitiéndose la misma ceremonia en multitud de culturas hasta nuestros días.

¿Cómo se inventó la cerveza?

El doctor Thomas Shellhammer, profesor de Ciencia de Fermentación, Universidad Estatal de Oregón, experto en cerveza, cree que se encontraron con la cerveza de modo completamente accidental. “Alrededor de 10.000 años atrás, los cazadores recolectaban objetos de la naturaleza, apenas como una fuente de nutrición, durante una de estas recolecciones, cogieron cebada y la guardaron en una especie de artefacto de colecta, luego, este grupo se va de caza, mientras estaban afuera, primero comienza a llover y esa lluvia, humedece la cebada y la cebada, comienza a crecer. Al crecer, produce azúcar y por casualidad, vuelve a llover, llenando el recipiente de líquido. Esto hace que la levadura salvaje, convierta los azúcares de la cebada en dióxido de carbono y alcohol. Unos días después, los cazadores regresan y miran dentro del recipiente y ven que se ha convertido en una mezcla burbujeante, alguien de ellos se arriesga y lo prueba y al probarlo piensa, – vaya! esto es algo muy diferente-. Esto fue la primera cerveza accidental y desde este punto las cosas, nunca volvieron a ser iguales”.

Los humanos no habían probado un trago en 3.000 años de evolución, de pronto, la vida se veía… más interesante… Así que pensaron cómo podrían hacer más, debido al sabor de ésta y al efecto intoxicante. Probablemente por ello, persuadió a esa gente, con la propagación de la cebada y eso a su vez, provoca una cascada de inventos que mejoran esas cervezas.

La sed de más cerveza y más cebada para elaborar, creó una explosión de tecnologías nuevas en el efecto dominó. Se cansaron de salir con un palo y tratar de hacer un hoyo en el suelo, esto les lleva al arado. Una vez que comienzas a abrir el terreno, ese terreno no es apropiado para la agricultura, al menos que se riegue, se inventó el regadío. Por lo que se empezaron a formar los primeros asentamientos humanos, alrededor de los cultivos necesarios para conseguir pan y cerveza.

Una vez que comienzas a elaborar este alimento, la cebada, no deseas llevarlo arrastras, entonces aparece la rueda.

La suma de más cerveza y más cebada, es igual a más granjas y a la invención de la matemática. El Dr. Gregg Smith, escritor e historiador, dice que, “fue la cerveza los que les hizo estudiar cómo dividir los límites entre sus campos y esto les llevó a las matemáticas. Por lo que se puede decir las matemáticas y la medición, ocurrieron por la cerveza.”

Campo de regadío

Campo de regadío.

Luego llegó la contabilidad y el invento más grande, gracias a la cerveza, la escritura.

El Dr. Stephen J. Tinney, es un experto en textos antiguos, Profesor asociado de Asiriología, Universidad de Pennsylvania, comenta que, “la razón por la que inventaron la escritura es porque necesitaban un registro de la producción y la distribución de los productos como la cerveza”.

El comercio de la cerveza creó la contabilidad, símbolos en tablas de arcilla que evolucionaron como escritura. En el primer lenguaje escrito llamado cuneiforme, la palabra para la cerveza es un símbolo con forma de vasija (ver imágenes a continuación) y está en todas partes en el diccionario antiguo llamado, Listas de Palabras.

l símbolo para la palabra cerveza, se puede ver en la esquina superior izquierda

El símbolo para la palabra cerveza, se puede ver en la esquina superior izquierda.

 

Tablilla de barro con escritura cuneiforme, donde se supone que el dedo señala la palabra cerveza (superpuesto en rojo).

Tablilla de barro con escritura cuneiforme, donde se supone que el dedo señala la palabra cerveza (superpuesto en rojo).

Otro ejemplo de tablilla de barro con escritura cuneiforme.

Otro ejemplo de tablilla de barro con escritura cuneiforme.

Una de las listas de palabras, posee más de 160 palabras relacionadas con la palabra cerveza, más de las que poseen los esquimales para decir nieve. Así de importante era la cerveza. La cerveza fue fundamental para las personas, para su alimentación y para el origen de la escritura.

De modo que la cerveza terminó con la caza, comenzó la agricultura, inventó el arado, la rueda, nos dio la matemática y la escritura. Hacia el año 3.000 a.C. la civilización estaba en pleno auge, pero solo era el comienzo.

De todas las civilizaciones antiguas, Egipto era la más importante. Ahora los egiptólogos están descubriendo que sus maravillas existen gracias a un ingrediente secreto, la cerveza.

El Dr. Josef Wegner, Egiptólogo del Museo de la Universidad de Pennsylvania, dice que, “Las civilizaciones egipcias antiguas, no habrían existido sin cerveza en grandes cantidades. Los antiguos egipcios, veían a la cerveza como un regalo de los dioses, todo el mundo tenía derecho a tomar cerveza, incluso los niños pequeños. La consumían todo el tiempo y cuando morían, iban a la otra vida en donde creían que podrían continuar consumiendo cerveza en grandes cantidades.

Hay una tumba que responde a la pregunta inmemorial, ¿cuántas cervezas necesitas en el otro mundo? Pidió 1.000 jarras de cerveza, en las que esperaba disfrutar en su otra vida”. Se utilizaba en la libación ritual cuando se depositaba en la boca de los muertos. Los ricos eran enterrados junto con los utensilios en miniatura para fabricar cerveza, asegurándose así de que dispondrían de su alimento vital para toda la eternidad.

Tumba donde pide 1000 jarras de cerveza y ampliación de la inscripción en concreto.

Tumba donde pide 1000 jarras de cerveza y ampliación de la inscripción en concreto.

Las pirámides son los iconos finales de la otra vida, cómo fueron construidas continúa siendo un misterio, especialmente cuando se sabe cómo se les pagaba a los constructores. Las raciones diarias, los salarios del antiguo Egipto, se pagaban con cerveza. Se les daba un recibo que decía, has ganado 50 jarras de cerveza, era como una tarjeta de crédito. Para los egipcios, la cerveza, era dinero. Todo el mundo tenía derecho a cinco hogazas de pan y dos vasos de cerveza al día. La tasa corriente para un constructor de pirámides, era de 4 litros de cerveza por día. La razón es, que la cerveza antigua era una fuente vital de nutrición, era fundamental, uno de sus productos básicos. Era una de las comidas principales del antiguo Egipto, no era una simple bebida, ya que era una fuente de azúcar, que no podían conseguir en ningún otro sitio, aportándoles gran cantidad de energía, incluso los alumnos se levantaban por la mañana y tomaba un plato de cerveza. Esta cerveza, tenía muy poco alcohol, 3%, pero poseía minerales y vitaminas, lo que mantenía a las personas fuertes, saludables e increíblemente productivas.

La ciudad de “Pelusio o Pelusium“ Palasium”, en el extremo nordeste, del delta del Nilo, se dedicada por completo a la creación de cerveza en cantidades industriales y con una variedad de más de 50 tipos que se transportaban en barco, incluso hasta a la India.

Las mujeres se encargaban de las tareas domésticas, así como de la comida y la cerveza era una parte de ella, por lo que en general, eran ellas las que se encargaban de elaborar la cerveza.

Mujer inclinándose sobre un cesto, el cuál está encima de una vasija de fermentación.

Mujer inclinándose sobre un cesto, el cuál está encima de una vasija de fermentación.

Los egipcios presionaban pan semicocido a través de cestas que usaban como tamices y lo mezclaban con agua en las vasijas de fermentación, obteniendo una pasta que o bien contenía levadura ya utilizada o bien fermentaba espontáneamente con la ayuda del azúcar contenído en los dátiles. El líquido resultante se vertía en recipientes donde se sellaba para su consumo. Era habitual saborizar el contenido con alguna fruta, o hierba. En el empleo de cereales, además del trigo y cebada, se añadía una cierta proporción de triticum dicoccum. Es posible que la proporción de cada uno de los tres cereales diera un cierto carácter social a la bebida, empleando unas proporciones para el uso diario, otras para el almacenado, otras para consumir en la otra-vida de acuerdo con las creencias religiosas. Del sellado y de la inclusión de la masa fermentada en el interior de vasijas especiales, quedan evidencias como líneas de nivel con trazas de espuma o residuos secos flotantes. Se sabe por la existencia de diversos textos jeroglíficos que había diversos tipos de cerveza. El malteado del cereal fue un proceso voluntario que fue introducido por los egipcios y que distinguía su bebida claramente de la sumeria.

Utensilios en miniatura para la elaboración de cerveza.

Utensilios en miniatura para la elaboración de cerveza.

La cerveza también se utilizaba para tratar todo tipo de enfermedades, como por ejemplo, de las encías, incluso utilizaban los restos de la cerveza, los granos los quemaban y producían un humo curativo para tratar las enfermedades del intestino.

La cerveza antigua promovió una sorprendente revolución en la medicina, 3.000 años antes que su época. El Dr. George J. Armelagos, es profesor de antropología en la Universidad de Atlanta, estudia huesos momificados para descubrir cómo los antiguos egipcios solían vivir.

Recientemente hizo un descubrimiento que impactó a la ciencia moderna, descubrió rastros de tetraciclina, una medicina milagrosa moderna, en huesos de 3.000 años de edad. Los científicos le dijeron que habría cometido un error y por un buen motivo, la tetraciclina es un antibiótico no descubierto oficialmente hasta 1948. Así que para explicarlo, estudió los productos que debían estar en la dieta de los antiguos egipcios, porque la cantidad de tetraciclina encontrada en los huesos, era tan grande, que tenía que ser algo que consumieron todos los días, probaron con todo tipo de recetas antiguas, sin tener suerte, luego encontraron una que era la adecuada, la receta para la cerveza. Por lo que Armelagos y su equipo, prepararon la receta de la cerveza según hace 3.000 años, increíblemente cuando la testearon, estaba llena del antibiótico moderno. Con el descubrimiento, Armelagos fue reivindicado y el mundo de la ciencia fue forzado a aceptar el hecho de que, la cerveza antigua había ganado por 3.000 años a la ciencia moderna.

Fuentes:
Como la cerveza salvó al mundo (Discovery Channel)
Maravillas modernas (Canal Historia)
El mundo en un vaso de cerveza (Canal Historia).

Si lo que aquí habéis leído os ha impresionado esperaros a leer el siguiente “La cerveza en Europa” 😉

 

 

4 pensamientos en “Historia de la cerveza I: Del Neolítico a Egipto

  1. Pingback: ABC_tecnología copia los posts de otros blogs sin mecionar la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>