Historia de la cerveza V: Presente S.XXI

En el S.XXI vivimos en la era de la producción masiva, mantenemos un alto nivel de vida, todo gracias al icono estadounidense, la fábrica.

El consumo de cerveza en los países considerados tradicionalmente cerveceros va disminuyendo lentamente desde las últimas décadas del siglo XX debido a los cambios en los hábitos alimentarios de la población, la competencia con otras bebidas del mercado (como puede ser el vino) o la actitud social hacia las bebidas alcohólicas.

Se obtuvo por primera vez la secuencia genética de las levaduras saccharomices en 2004. Este descubrimiento permitió una mejor clasificación de las levaduras, así como mejoras en su funcionamiento mediante el empleo selección artifical. Las mejoras genéticas inducidas en la selección de levaduras afecta a las condiciones de fermentación y esto condiciona el sabor, la apariencia y la textura final de la bebida.

Levadura Saccharomyces cerevisiae

Levadura Saccharomyces cerevisiae

 

Debido a los avances de la ingeniería genética el trigo y la cebada, por otra parte se ve afectadas en las investigaciones realizadas en los alimentos transgénicos.

Surgen nuevos conceptos de cervezas como el caso del proyecto denominado “Free Beer“, que surge en 2004 con una receta inicial bajo licencia Creative Commons, esta cerveza fue creada por iniciativa del grupo artístico Superflex y se considera en plena evolución. Las micro cervecerías comienzan a ser populares.

Las micro cervecerías van apareciendo poco a poco en otros países (por ejemplo, Nueva Zelanda y Australia), donde existe una concentración de mercado similar. Por ejemplo, las micro cervecerías están floreciendo en Canadá , sobre todo en la costa oeste, en Québec y Ontario, que tienen un gran mercado interno dominado por unas pocas grandes empresas. Muchas de las micro cervecerías de Ontario se han unido para formar la Craft Brewers Ontario Asociation. Gran Bretaña también tiene un gran número de pequeñas fábricas de cerveza comerciales donde se produce cerveza de barril, los más pequeños que se conocen como micro cervecerías, se puede encontrar en espacios restringidos, como en garajes particulares. Hay una pequeña división entre estos y las grandes compañías, sin embargo, hay sitio para las fábricas de cerveza de todos los tamaños.

En Japón , las micro cervecerías son conocidas como Ji Biru (地ビール), o “cerveza local.” En 1994, las estrictas leyes fiscales, se relajaron permitiendo que las cervecerías más pequeñas que producían 60.000 litros (13.000 imp gal; 16.000 galones americanos) por año. Antes de este cambio, las cerveceras no podían obtener una licencia sin producir al menos 2 millones de litros (440.000 galones imperiales americanos. 530.000 galones) por año. Como resultado de ello, se han establecido una serie de pequeñas fábricas de cerveza en todo el país.

En Alemania, había 901 pequeñas fábricas de cerveza en el 2010. La Oficina Federal de Estadística define una pequeña fábrica de cerveza como, una fábrica de cerveza con una producción de menos de 5.000 hectolitros de cerveza p.a. las pequeñas cerveceras pagan un impuesto cervecero menor. La cuota total de mercado de las pequeñas fábricas de cerveza es inferior al 1%. 638 de ellos tienen una producción de menos de 1.000 hl p.a. y se puede considerar como micro cervecerías en un sentido estricto. Las cifras se aplican a las cervecerías comerciales solamente y no se incluyen aquellas cervezas que se producen como  pasatiempo. Aproximadamente un tercio de las pequeñas cerveceras tienen una tradición que se remonta a 500 años, la mayoría de ellos en Franconia. Alrededor de dos tercios, fueron fundadas en los últimos 25 años. La gran mayoría de las pequeñas fábricas de cerveza operar en combinación como brewpubs.

Cerveza artesanal y micro cervecerías fueron culpadas por una caída 15.000.000 litros en la venta de alcohol en Nueva Zelanda durante 2012, porque los ciudadanos optaban por cervezas premium y de mayor precio, en vez de las marcas más baratas.

Las micro cervecerías también han aumentado en número en Asia. China, el mayor consumidor mundial de cerveza a partir de julio 2013, es el hogar de un mercado de la cerveza artesanal en crecimiento, con marcas como Slowboat brewery, Shanghai brewery y Boxing Cat. En Camboya, la primera micro cervecería fue Kingdom Breweries, abrió sus puertas en 2009 y produce cervezas oscuras, pilsener y cervezas lager. En Sri Lanka, debido a las estrictas leyes, es casi imposible elaborar cerveza artesanal. En la remota Costa Este, sin embargo, “Arugam Bay Beer” ha conseguido mantener un pequeño, aunque popular brewpub. Establecido en 1977 el Siam View Hotel escapó de las regulaciones debido a la prolongada guerra civil y de la lejanía. Durante dos años consecutivos, el Daily Telegraph “Best of British” lo ha galardonado con el galardonado la medalla “mejor Pub en Sri Lanka”.

Con la llegada del turismo espacial, el fabricante australiano Jaron Mitchel, de la cervecería 4Pines, desea que su cerveza sea la primera puesta en órbita. Pero la cerveza espacial tiene que ser sin gas, porque un eructo en gravedad cero, puede traer malas consecuencias. En la tierra, las moléculas de agua y las moléculas de gas, están separadas debido a la gravedad, en el espacio, no lo están. De modo que al eructar en el espacio, se obtendrá líquido y gas simultáneamente, será un eructo húmedo. Por lo que si se estuviese en el espacio y hubieran 50 personas en un bar espacial, en gravedad cero, flotando y todo el mundo eructase en húmedo, sería un desastre. La cerveza en cuestión es la Stout-Space Beer.

La cerveza espacial, Stout-Space Beer, de 4 Pines.

La cerveza espacial, Stout-Space Beer, de 4 Pines.

España

A comienzos del siglo XXI uno de los mayores consumidores de cerveza per cápita es la República Checa. En el año 2000 el consumo per cápita de cerveza fue de 71.8 litros, comparativamente en Alemania fue de 128 litros. La cerveza es, en la primera década del siglo XX, la bebida más consumida por los españoles en litros de alcohol puro. Se comienza lentamente a diversificar el tipo de cervezas que se pueden consumir, siendo mayoritariamente el consumo de cerveza tipo pilsen.

En algunos países europeos donde la cerveza es tradicional la tendencia es inversa a la española, la cerveza se ve obligada a competir con el vino. Aparece un nuevo concepto como las micro cervecerías (Microbrewery) y los brewpubs con métodos de elaboración tradicional que se hacen un sitio en el mercado español y poco a poco surgen nuevos tipos de cerveza aumentando las alternativas en los sabores y aromas de esta bebida, siguiendo las tradiciones de otros países europeos.

En los últimos años ha crecido la tendencia de las micro cervecerías. Hace ocho años, empezaron a surgir las primeras, llegándose a registrar 10 micro cervecerías, pero en estos últimos tres años, ha habido un crecimiento exponencial. En el 2010 habían 50 micros, en el 2011, se contaron 70 y en el  2012 se contabilizaron 114 micro cervecerías inscritas en el Registro General Sanitario, a pesar de las crisis actual en el país, el número de micro cervecerías va aumentando, ya sea por inquietud o como respuesta de negocio para salir de esta situación. En cualquier caso, el futuro de la cerveza artesana en España, parece asegurado, ya no por la cantidad en sí, sino que este hecho, hará que crezca la calidad en la elaboración de cerveza, debido a la competencia en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>